CLADEM: Ante el quiebre del Estado de derecho y graves atentados a los derechos humanos en Paraguay

El Comité de América Latina y el Caribe para la defensa de los derechos de las mujeres (CLADEM Paraguay), ante los acontecimientos políticos registrados en Asunción (Paraguay), con la decisión arbitraria de una mayoría de la Cámara de Senadores, adoptada el 28 de marzo pasado, a fin de forzar la enmienda constitucional fuera de plazo, que desató un clima de violencia política y represión, atentando contra los derechos humanos:

DENUNCIA la violencia policial desatada en el contexto de la manifestación ciudadana en la madrugada del 30 de marzo y 1º de abril, así como el violento ingreso a una casa partidaria, sin orden judicial, lo que dejó como saldo un dirigente juvenil asesinado y 211 personas detenidas arbitrariamente.

EXPRESA el profundo dolor ciudadano ante el asesinato del joven dirigente político,  se solidariza con sus familiares y con el  reclamo de verdad, justicia y castigo a los culpables; URGE la investigación y ejemplar sanción al o a  los responsables del asesinato, así como también  garantizar la libertad inmediata de todas las personas detenidas arbitrariamente, entre ellas adolescentes y una mujer en periodo de lactancia.

PONE DE MANIFIESTO, que este quiebre institucional tiene sus antecedentes inmediatos en el golpe de Estado registrado en el año 2012 y tal como señala el comunicado de la fecha de la Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay (CODEHUPY)[1]: “La situación que vive el país, es resultado del progresivo deterioro y vaciamiento institucional y democrático…, originado en la ambición desmedida de poder, la falta permanente de respeto a la Constitución de la República y la denegación estructural de derechos  que vulnera cotidianamente los derechos de ciudadanía a un amplio sector de la población, por un Estado que renuncia a garantizarlos en función a la preservación de los intereses sectorial y de grupos que los gobiernos de turno promueven y defienden, por encima del estado de derecho”[2].

DENUNCIA la violencia de género de la que fueron víctimas las mujeres detenidas, quienes manifestaron haber sido desnudadas por efectivos policiales bajo la excusa de que podían tener ocultas drogas prohibidas. Esta práctica atentatoria a los derechos humanos forma parte de una práctica habitual, violando todos los estándares de derechos humanos que debe primar para personas privadas de libertad y para sus familiares que los/as visitan.

MANIFIESTA preocupación por el alcance de la circular de la Policía Nacional de fecha 1 de abril en la  que se establece una “alerta de seguridad 100 %”  y que la misma opere como un “estado de excepción” que justifique mayores atropellos y se afiance el terrorismo de Estado.

EXIGE a todos los poderes del Estado que arbitren los medios para el inmediato cese de los intentos tendientes a vulnerar la institucionalidad del Paraguay, a través de la modificación ilegal de la Constitución de la República del Paraguay.

HACE UN LLAMADO a la comunidad internacional y a las organizaciones y movimientos sociales, a pronunciarse y a exigir al Paraguay el respeto a la institucionalidad democrática, de tal manera que nuestro país, como Estado social de derecho y a la luz de sus obligaciones, garantice la vida, la integridad, la seguridad y el derecho a la libre expresión de la ciudadanía.

ANHELA que desde todos los rincones de nuestra patria, la igualdad, la justicia y la libertad se expresen en mejores condiciones de vida para todas las personas que habitan el Paraguay y que se gobierne con ética, moral, justicia, sin violación a los derechos humanos.

Asunción, 1 de abril de 2017.

[1] Cladem Paraguay forma parte de CODEHUPY junto con otras 34 organizaciones y redes de la sociedad civil del país.www.cladem.org

[2] Pronunciamiento de la CODEHUPY. En línea [consulta 01 de abril de 2017] http://codehupy.org.py/noticias/ver-noticia/202/2

#15O – Minuto a minuto


Escúchanos en tu Android
VIVOPlay – Evade La Censura

Lo + escuchado