El día que Pito Wilson gano la presidencia

Rodolfo Montes de Oca

Brujería es una banda de death metal de California, celebre por sus sórdidas presentaciones en vivo y estética contestataria. Sus letras por lo general hacen alusión al mundo delictivo fronterizo lleno de “corridos” y loas a traficantes; otras canciones como Revolución, División del Norte, Pocho Aztlán y Anti-Castro, hace referencia al imaginario de la izquierda o la historia reciente latinoamericana. Pero ninguna de ellas tiene una vigencia como su emblemática Pito Wilson.

Esta canción incluida en su CD “raza odiada” cuya portada hace alusión al zapatismo; hace referencia al político republicano Peter Barton Wilson, apodado “Pete” o “Pito” como reza la tonada, candidato presidencial en 1996, celebre por su política anti-inmigrante y apoyo a la administración conservadora de Ronald Reagan.

Durante su desempeño como senador promovió la proposición 13, oficialmente llamada Iniciativa Popular para Limitar el Impuesto a la Propiedad, que beneficiaba a los propietarios de múltiples inmuebles y le imponía igual carga tributaria que los poseedores modestos. A lo que se le suma que durante su gobernación en California, incentivo la proposición 187 que impedía a los inmigrantes ilegales acceder al sistema de salud, servicios o la educación pública.

Con semejantes antecedentes, era de esperarse que los sectores liberales se opusieran a su candidatura de forma visceral, lo que fue acompañado por la banda con su promocional antes mencionado. No obstante, los rockeros no se quedaron quietos y como una premonición antes de las elecciones sacaron el sencillo Viva el presidente Trump; donde afirmaban el sendero xenófobo del actual mandatario.

“Odia los mojados, odia mexicanos,

Si Trump gana va deportar a todos, 

Odia mi raza, ama su dinero, 

Ese güero loco va empezar la guerra”

Se entiende por xenofobia al odio, rechazo o miedo a todo aquello que no comulgue o sea afín a la visión de una nación o grupo político. Existe xenofobia de las republicanas del norte, al culpar de las precariedades económicas de sus conciudadanos a los indocumentados; pero también en países como Venezuela cuando se expulsa inmigrantes colombianos por participar en una  supuesta “guerra económica”. Ningún ser humano es ilegal y todos gozan de derechos que los protegen.

Parece ser que esta vez si se hizo realidad la profecía de estos brujos chicanos, Pito Wilson o el “presidente gabacho” como apodaron al primer mandatario, llego al poder. Si permitimos que el odio sea nuestra respuesta, ellos habrán ganado; abramos las puertas a todos los que lo necesitan y observemos como las fronteras son solo trazos imaginarios de un mundo que es de todos.

Artículos Relacionados

Deja un comentario