Perú: La canción que simbolizó la lucha contra los abusos de Fujimori


En Humano Derecho estaremos celebrando y difundiendo las grandes bandas de rock peruano, a nuestro juicio joyas ignoradas de la música latinoamericana. Una de ellas es Leusemia, padres del punk peruano, y cuya canción “Un lugar” radiamos en la segunda emisión del programa. Sin embargo, es otra la canción la que motiva este post: Su clásico “El asesino de la ilusión” que simbolizó, para toda una generación, el sentimiento de rechazo a los abusos ocurridos durante el gobierno de Alberto Fujimori, cuando se violaron derechos humanos en Perú de manera reiterada. 

En 1995 Daniel F, vocalista de la banda, compone el tema inspirado en los eventos que ocurrían en el país. A medias entre la poesía y el realismo, expresaba los sentimientos del momento: Las tardes de muertos eclipsan el bar / los deudos callaran su rabia y todo es por ti / pagando las noches de fusilamientos / gente desaparecerá… / ¿en dónde están?. La canción apareció en su segunda producción, luego que la banda volviera a los escenarios tras un receso: “A la mierda lo demás”, cuyo subtítulo era un posición iconoclasta sobre el aura que rodeaba a la banda: “Asesinando al mito”. El tema fue uno de los más exitosos del disco, y comenzó a ser coreado por los jóvenes que marchaban en las calles contra el gobierno autoritario de Fujimori y su mano derecha Vladimiro Montesinos: “So pretexto de vida, so pretexto de paz / so pretexto de amar, so pretexto de luchar / mentiras nada más…las que escribe tu voz / no puedo amarte así pero espero verte aquí / un cúmulo de himnos de ayer y sin tu voz…”

Debido a la presión de las movilizaciones ciudadanas, Fujimori renunció a la presidencia de su país, desde Japón en el año 2000. 5 años después sería detenido en Chile, donde fue extraditado al Perú para responder ante la justicia por las acusaciones de violación a los derechos humanos. El 7 de abril de 2009, Fujimori fue condenado a 25 años de prisión por su responsabilidad en los delitos de asesinato con alevosía, secuestro agravado y lesiones graves, tras ser hallado culpable intelectual de las matanzas de Barrios Altos, en 1991, y La Cantuta, en 1992, cometidas por un escuadrón del ejército conocido como el grupo Colina, así como del secuestro de un empresario y un periodista.

Perú fue un ejemplo del grano de arena de la música rock para darle voz a los reclamos sociales y ser un vehículo de expresión de las demandas de la gente. Recordamos a continuación el excelente tema “El asesino de la ilusión” de Leusemia, hoy un clásico del rock latinoamericano. 

Descarga AQUI el disco “20 años sobre un sueño”, de la banda peruana Leusemia

Artículos Relacionados

Deja un comentario